Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
21 de febrero de 2018
 
Programas
Alto Rendimiento Educ.Fisica y Recreación Deporte Interno Extensión Deportiva Actividad Física Recreación Atención al Atleta Entrenamientos Registro Atleta LUZ Pequeña Liga de Béisbol
Juegos Deportivos
Condiciones Generales
Afiches deportivos
Posición Final 2010
Posición Final 2011
Planilla de inscripción
Más Deporte
Juvines 2010
Juvines 2012
Juvineu 2015

images/stories/topes/sucesion.jpg

Agrandar texto   Reducir texto   Reestablecer texto    
Julio Cesar García PDF Imprimir Correo

Fútbol de Campo


Para el balompié universitario este defensa y arquero, extendió sus dotes en cada una de las escuadras a las que perteneció, dejando constancia de su calidad de juego en cada uno de los campos en los que se presentaba, destacando como un excelente parador de tiros penales.

El popular “Cuzurro”, como se le conoció en el ambiente deportivo universitario, nació en Maracaibo, el 17 de Octubre de 1951, el mayor de los hijos de Francisca Eda Milano de García y el Dr. Julio César García Otero, docente de la Facultad de Medicina de la Universidad del Zulia y ex -rector de la Universidad Nacional Experimental Rafael María Baralt.

Se caracterizó por ser un joven muy enérgico, a quien le atraían los deportes, especialmente la natación, el polo acuático, tenis de mesa y el ajedrez, pero su devoción fue definitivamente el fútbol, su verdadera pasión, la cual combinó con la práctica del ajedrez.

A los 13 años de edad, integró el equipo del Instituto Lange Ley, colegio ingles donde cursó estudios de secundaria; posteriormente se incorpora a las divisiones inferiores del Club Gimnasia y Esgrima de la Plata, la organización más antigua de todas las que militan actualmente en el fútbol argentino.

A su regreso a Venezuela, continúa sus estudios en el Colegio Gonzaga y allí prosigue su trajinar en diferentes campos, hasta el momento de recibir su título de bachiller en Ciencias.

En 1969, ingresa a cursar estudios de Ingeniería Civil en la Universidad del Zulia y con la participación de amigos y compañeros de estudios, constituye el equipo de futbol aficionado “El socorro” logrando intervenir  en varios encuentros estadales.

Sus compañeros de equipo, lo recuerdan como una persona ingeniosa, expresiva, bromista, buen compañero y amigo; con agilidad y destreza en el campo de juego, por lo que fue bautizado por sus camaradas de equipo con el distintivo de “El cuzurro” apelativo que surgió por su gran parecido a un personaje de televisión de los años 60.

En el año 1961, pasa a formar filas en el equipo de futbol de la facultad y participa en los Juegos Interfacultades (actualmente denominados Deportivos LUZ), logrando titularse en este año Campeones de esta disciplina. Asimismo intervino en el ajedrez desempeñándose en el tercer tablero, logrando obtener participación en eventos regionales entre los que destacan la desaparecida Copa Gobernador del estado Zulia. De igual forma incursionó en el tenis de mesa.

Consecutivamente, ingresa a la selección de fútbol de la Universidad, en primer término con el equipo juvenil y posteriormente asciende al de primera división, desempeñándose en la defensa y en ocasiones en guardameta suplente de las dos oncenas universitarias.

En los primeros Juegos Venezolanos de Institutos de Educación Superior, Juvines, realizados en la ciudad de Barquisimeto en Mayo de 1972, el arquero titular el hoy también ingeniero Atilio Martinez, sufre una lesión  y ésta fue la oportunidad de García para actuar en los partidos  de la semifinal y final, logrando la Universidad del Zulia, titularse campeón al vencer 2x0 a la Universidad Santa María.

Cuando aun saboreaba el triunfo,  obtenido en los Juvines de Barquisimeto 72, cursando el sexto semestre de ingeniería civil y con 21 años de edad, es invitado por el Club Venezolano Alemán para asistir como arquero a un encuentro que se llevaría a cabo en la isla de Aruba y lleno de esperanzas e ilusiones, viaja sin pensar que su trayectoria  se vería interrumpida el 1 de Julio de 1972, cuando luego de culminado el partido y mientras caminaba por una avenida de la mencionada isla con algunos integrantes del seleccionado, fue impactado por un automóvil.

Esta tragedia, que estremeció el ambiente deportivo universitario, dejó un inconsolable vacio entre compañeros de estudios y de equipo, las autoridades deportivas para ese entonces, encabezadas por el ingeniero Robinson Arrieta  rindieron un homenaje póstumo, el 17 de marzo de 1973 al inaugurar el Campo de Fútbol del Núcleo Humanístico y distinguiendo este recinto deportivo que en la actualidad es la sede de las selecciones de futbol masculino y femenino de la Universidad del Zulia con el nombre de este ejemplar deportista.

                                                                                                                         
                                                                                                                           Redacción: Yasmira Meleán Marin
                                                                                                                           Repreducción: Claudio Ocando




^ Subir