Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
20 de mayo de 2018
 
Programas
Alto Rendimiento Educ.Fisica y Recreación Deporte Interno Extensión Deportiva Actividad Física Recreación Atención al Atleta Entrenamientos Registro Atleta LUZ Pequeña Liga de Béisbol
Juegos Deportivos
Condiciones Generales
Afiches deportivos
Posición Final 2010
Posición Final 2011
Planilla de inscripción
Más Deporte
Juvines 2010
Juvines 2012
Juvineu 2015

images/stories/topes/sucesion.jpg

Agrandar texto   Reducir texto   Reestablecer texto    
Alfredo Enrique Dominguez PDF Imprimir Correo

Entrenador de fútbol salón
Universidad del Zulia
1990-2016


Quien lo ve de repente en la cancha del núcleo Humanístico de la Universidad del Zulia, dirigiendo su rutina de entrenamientos de la selección de fútbol de salón de la Universidad del Zulia, a  simple vista no se distingue todo lo que encierra su humanidad; un cúmulo de proezas, triunfos, sinsabores y hazañas que lo han convertido en el técnico más premiado a lo largo de su vida deportiva.

Alfredo Enrique Domínguez Rodríguez, nació en Maracaibo un 1 de Agosto de 1960, futbolista en su época de estudiante, egresado de la mención de Educación Física de la Facultad de Humanidades y Educación de nuestra máxima casa de estudios, en realidad logró lo que se ha catalogado la hazaña del siglo, cuando el 5 de diciembre de 1997; alcanzara en tierra azteca, el segundo título mundial en la especialidad,  logrado por una selección venezolana, el mismo que desde 1941,  obtuviera la selección de béisbol amateur en la Habana Cuba  y como si fuera poco,  se constituyó en el primer  técnico venezolano en adjudicarse un titulo mundial.

Pasaron más de cincuenta años para que la selección venezolana ostentara un titulo a escala mundial y no podía ser otro que Alfredo Domínguez, quien ha consagrado su vida al deporte, actividad que ama como a su propia vida.

De una personalidad clara, definida, incansable,  de expresión alegre con esa chispa de buen humor que caracteriza al marabino; Alfredo comenzó a demostrar su amplitud para destacarse en la disciplina mucho antes de graduarse de maestro de educación física en el liceo Baralt.

Al mismo tiempo,  en la urbanización las Amalias, donde residía con sus padres, organizaba los torneos en diferentes categorías desde infantil hasta libre demostrando una gran vocación por la docencia;  así como para entrenar y dirigir equipos. En 1985, siendo aun miembro de la selección de fútbol de la Universidad del Zulia, los entrenadores de esta disciplina para ese entonces, Rodrigo Ontiveros y Luis Edmundo Aparicio, depositan en él su confianza y permiten que Domínguez lidere el equipo en nuestra institución para unos juegos regionales universitarios.

Sus antecedentes de organizar equipos, torneos, dirigir en las categorías menores y su experiencia como entrenador, le dan la oportunidad de dirigir el equipo de fútbol de salón de la universidad y en 1986, debuta en un campeonato nacional universitario realizado en la ciudad de Valencia.
Como entrenador,  esta fue su primera experiencia en el ámbito nacional, siempre con esa fuerza de llegar a un sitial de honor y recordando las palabras que una vez dijera a sus compañeros  de equipo Maury García y Julio Boscán “Antes del año 2000,  estaré en la cima de un mundial y lograré algo para mi país”.

En ese mismo orden de ideas, Domínguez prosigue su trajinar, siempre con un norte bien definido. Desde 1987 a 1989 fue asistente técnico de las selecciones de primera categoría del Estado Zulia, pero no es,  sino hasta 1990, cuando la Asociación de Fútbol de la región,  lo designa como entrenador principal  y asiste al Campeonato Nacional a celebrarse en San Cristóbal y donde nuestra entidad adquiere el titulo por primera vez.

En el ámbito universitario,  nuestra Alma Mater,  continuamente ha ocupado el lugar de vanguardia del salonismo regional y nacional, donde la mayoría de  sus integrantes han sido base de los equipos del estado y la selección nacional.
En 1991,  la Universidad del Zulia se titula campeón ante la Universidad de los Andes en un evento nacional universitario.

Ese mismo año,  asiste al nacional de clubes en Valencia y se constituye en el primer técnico en ganar un partido oficial en el forum de esa ciudad.

Para ese entonces, ya estaba gestando la idea de la Liga Especial de Fútbol de Salón y es para 1993, cuando sale a la palestra pública,  el equipo Guerreros del Zulia, donde es contratado como entrenador y la base del equipo lo integraron ocho jugadores de la Universidad del Zulia.

Posteriormente en 1994, el profesor Alvaro Guevara entrenador de la selección nacional y técnico campeón de la liga especial 1993; sugiere la posibilidad a Domínguez,  de dirigir el quinteto de Dragones de Carabobo, lo que representó un reto difícil, ya que debía mantener un equipo que venía de ser campeón y como estaba previsto en sus aspiraciones,  logró titular por segunda vez al equipo valenciano y Dominguez se constituye en el primer técnico venezolano en lograr un titulo  en la Liga Especial.

Al mismo tiempo,  la Universidad del Zulia participa en el año 1994,  los Juegos Venezolanos de Institutos de Educación Superior Juvines, a los cuales llegó con el propósito de demostrar a las autoridades universitarias que lograría el máximo galardón  y es así, como en una semana es campeón por partida doble.

Los títulos de la liga especial y el universitario, le sirven a Domínguez de trampolín para ocupar la asistencia técnica de la selección de Venezuela la cual participaría en los juegos suramericanos, donde el quinteto criollo se adjudica la ganancia y asegura su participación en el mundial de argentina, donde injustamente fueron retirados del campeonato.

En 1996,  vuelve a trabajar con Dragones de Carabobo. El equipo alcanza el tricampeonato y al mismo tiempo asiste  a los Juvines en la ciudad de Puerto la Cruz,  logrando un bicampeonato para LUZ, sumando dos títulos más para su carrera profesional.

Continuando con la escalera de éxitos para Venezuela,  en el ámbito internacional asiste al Panamericano de Fútbol de Salón en Bogotá, adjudicándose el primer lugar.

 
               Juvines, 1994  
En 1997,  logra el tetracampeonato con Dragones y para Alfredo Domínguez representa el tricampeonato, quedando demostrado una vez más que es el único venezolano que ha ostentado los trofeos de la liga especial, siendo estos su  realce para su trayectoria y su palmares como director técnico.

Finalmente el 5 de diciembre de 1997,  llega Alfredo Domínguez a su consagración  como el mejor técnico del mundo, quien junto al profesor Guevara y el equipo venezolano se constituyeron en los héroes del 97, al apoderarse de un titulo mundial, hecho que no se lograba desde 1941.

Son muchos los títulos, los triunfos, las alegrías y las experiencias que el deporte ha proporcionado a este zuliano que demostró que si se ha trabajado por el fútbol de salón regional y venezolano, sin dejar de mencionar al profesor Néstor Quiroz,  quien sembró las bases de esta disciplina deportiva en el Zulia, él inició el camino que poco a poco se ha labrado a lo largo  de estos años y ha permitido que el fútbol de salón tenga el sitial de honor que ostenta hoy.


                                                                                                                                 Redacción: Yasmira Meleán Marin
                                                                                                                                 Fotografías: Claudio Ocando

                                                                                                                                 Julio, 1998




^ Subir